Miedos, fobias y pánico

Entidad aliada en el programa Multiplica por la infancia por su apoyo al trabajo de Unicef en defensa de los derechos de los niños

UNICEF Únete por la infancia
Volver atrás

¿QUÉ SON LAS FOBIAS Y EL PÁNICO?

Todos sentimos miedo en determinados momentos de nuestras vidas. Es un sentimiento positivo que nos pone en alerta para afrontar determinadas situaciones.

El problema surge cuando este miedo nos paraliza y nos limita anulando nuestras capacidades.

fotolia_118092044Cuando no somos capaces de hacer frente al miedo éste se convierte en pánico o fobia.

La fobia es un trastorno psicológico que presenta un miedo desproporcionado e incontrolable ante una situación concreta, dejándonos paralizados.

Los ataques de pánico suponen un aumento de ansiedad inesperado.

La principal diferencia entre ambos es que la fobia es recurrente ante algo específico, mientras el pánico se produce ante algo irreconocible y la reacción de miedo es extrema.

Este trastorno tan común no sólo causa sufrimiento a quien lo padece, sino también a los que están cerca.

CAUSAS DE LAS FOBIAS Y EL PÁNICO

Existen estudios que sugieren que puede haber una predisposición genética.

Además, determinadas vivencias traumáticas pueden desencadenar en estas patologías. Por ejemplo, sufrir un accidente de tráfico puede generar fobia a conducir.

También determinadas drogas, como anfetaminas o éxtasis pueden provocar un aumento excesivo de ansiedad que desencadenen en estas patologías.

TIPOS DE FOBIAS

Las fobias se pueden clasificar en dos grupos:

1. Específica

Se presenta ante un objeto o situación concreta.

Las más comunes son:

Fobia a algún animal

Los más temidos son las arañas, serpientes, pájaros y roedores.

Fobia a la sangre

La hematofobia es muy común y se extiende a inyectables, heridas, …

Fobia a las alturas

También llamada acrofobia, no es un simple vértigo y puede resultar inhabilitadora en muchas circunstancias del día a día.

Fobia a los espacios cerrados

La claustrofobia genera terror a personas que deben ir en metro o ascensor, por ejemplo.

Fobia a los espacios abiertos

Agorafobia. Quienes la sufren sienten miedo a espacios concurridos y no salen mucho de casa.

2. Social

Se presenta ante situaciones sociales y suelen aparecer durante la infancia o adolescencia. Supone una autoestima baja que hace aflorar la autodefensa. Un ejemplo de fobia social sería la de hablar en público.

SÍNTOMAS DE LAS FOBIAS

  • Nauseas, mareos
  • Angustia
  • Sudoración
  • Palpitaciones
  • Taquicardia

SÍNTOMAS DEL PÁNICO

  • Sensación de falta de aire, ahogo
  • Miedo intenso
  • Palpitaciones
  • Taquicardia
  • Dolor en el pecho
  • Escalofríos
  • Sudoración
  • Miedo a perder el control o a enloquecer
  • Temblores
  • Irrealidad del entorno o de uno mismo.

TRATAMIENTO: FOBIAS Y PÁNICO

Las fobias y el pánico no suelen desaparecer por sí mismos y no tratar estas patologías puede desembocar en el aislamiento o depresión.

Tratamiento fobias

fotolia_111021565En el caso de las fobias la terapia psicológica se inicia mediante el diagnóstico de un psicólogo que analizará qué desencadena la fobia.

El tratamiento que se ha demostrado más efectivo para las fobias específicas es el de “desensibilización sistemática”, que consiste en la exposición gradual del individuo ante la situación u objeto que causa el miedo, primero mediante la imaginación, mientras se aplican técnicas de relajación. De esta forma se sustituye la ansiedad por el relax. También se puede aplicar una exposición directa si los niveles de ansiedad del paciente lo admiten.

En el caso de las fobias sociales el psicólogo trabajará en el entrenamiento de las habilidades sociales y en una exposición gradual. Se trabajará el desarrollo de la asertividad, aceptación y formulación de críticas, etc. En ocasiones puede ser apropiado utilizar terapia grupal.

Tratamiento pánico

Los tratamientos contra el pánico más efectivos se dan mediante una terapia cognitiva-conductual. Estos incluyen la identificación y neutralización del problema, técnicas de respiración y relajación para prevenir un ataque y reestructuración de creencias e interpretaciones erróneas.

También suelen emplearse técnicas de exposición, como la exposición interoceptiva, que consiste en exponer al paciente a las sensaciones internas que teme, como por ejemplo: hiperventilación, taquicardia o sensación de ahogo.

CONSULTA CON NUESTROS PSICÓLOGOS ESPECIALISTAS EN TRATAMIENTOS DE FOBIAS Y PÁNICO