Psicólogos Online

Terapia familiar

Cita inmediata      Llama ahora 912 663 648

Volver atrás

¿QUÉ ES LA TERAPIA FAMILIAR?

problemas-comunicacionLa terapia familiar es el tratamiento al que se expone un grupo familiar con el objetivo de resolver problemas o situaciones que atraviesan y que impiden o dificultan su bienestar tanto individual como común. Asistir a terapias familiares dirigidas por psicólogos familiares especialistas es una forma de dar solución a todo aquello que nos atormenta y crea conflicto continuamente en el núcleo familiar.

Este tipo de terapias familiares ayudan a expresar sentimientos, llegar a acuerdos, comprender, acercarse a la realidad, … en definitiva a crear un proceso comunicativo entre el psicólogo de familia y los pacientes consiguiendo un cambio en la actitud y en la conducta de los miembros del núcleo familiar.

El tipo de terapia familiar dependerá de las necesidades de cada núcleo familiar. Los psicólogos familiares están preparados para detectar los conflictos existentes y las posibles raíces de cada uno de ellos. En base a ello y a factores clave, como la edad de los miembros implicados o el grado de hostilidad, se preparan para un tipo de tratamiento u otro usando técnicas diferentes de acercamiento según las necesidades detectadas. 

TIPOS DE CONFLICTOS QUE SE TRATAN EN TERAPIA FAMILIAR

Crisis de evolución o ciclo vital

Son los conflictos más habituales y universales. Es inevitable sufrir algún tipo de crisis en cada etapa vital y ello puede requerir cambios dentro del sistema familiar. Algunos ocurren de forma repentina y dramática, y otros de forma más leve y gradual. No se pueden impedir y es ahí donde se genera el conflicto. Éste se debe definir y debemos adoptar una actitud de aceptación en lugar de negar u obstaculizar la crisis. La jubilación, el matrimonio de los hijos, entradas a la pubertad, vejez, … son algunos de los ejemplos más comunes.

Crisis externas

Este tipo de conflictos en los núcleos familiares suceden de forma inesperada y el problema aparece cuando se buscan culpables. De nuevo la solución es adaptarse a la nueva situación sin pensar en qué podría o no haber hecho para haberla evitado. La pérdida de empleo repentina, la muerte imprevista de algún miembro familiar, un accidente, … son algunos de los ejemplos de un tipo de crisis externa que necesita terapia familiar.

Crisis estructurales

Se producen de forma reiterada en la familia. Familias con miembros violentos, alcohólicos, reincidentes en intentos de suicidio, … Deben ser abordadas por psicólogos familiares especialistas en crisis estructurales. Estas situaciones generan tensión y problemas eliminando el bienestar de todos los miembros.

Crisis de atención

La encontramos en familias que poseen uno o más miembros desvalidos o dependientes y que mantienen la atención de la familia en sus cuidados. Sobre todo se ven cuando las personas involucradas son necesarias para tener un sustento económico.

En numerosas ocasiones las personas implicadas en las crisis no son capaces de aceptarlas, negándose al cambio y a la adaptación. En el momento en que se detecta algún tipo de crisis de las descritas ha llegado el momento de acudir a una terapia familiar donde un psicólogo familiar podrá ayudarnos en la resolución de los problemas.

OBJETIVOS DE LA TERAPIA FAMILIAR

Uno de los principales objetivos en una terapia familiar es dotar de los recursos necesarios a las personas implicadas en el tratamiento para que puedan detectar y resolver las posibles crisis que surjan entre ellos.

Otros objetivos son:

  • Reforzar la comunicación familiar.
  • Mejorar el funcionamiento de la familia.
  • Aumentar la compresión mutua y el apoyo emocional entre todos los miembros de la familia.
  • Ofrecer estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de los diferentes problemas que se pueden presentar.

terapia-familiar¿EN QUÉ CONSISTE LA TERAPIA FAMILIAR?

Cuanto antes se detecte el conflicto familiar y se inicie la terapia familiar más posibilidades hay para que ésta sea exitosa para todos los miembros.

El terapeuta especializado, psicólogo familiar en este caso, dará la posibilidad de que se escuchen unos a otros intentando abrir y generar comunicación entre ellos. Además, de forma profesional, ofrecerá su visión de la situación procurando así abrir los ojos ante la situación de conflicto. Se debe intentar ver la crisis como una oportunidad y no como un obstáculo. De esta forma se avanzará y crecerá, saliendo fortalecida la familia.

En las terapias familiares es fundamental la participación activa de todos los miembros implicados por lo que se provocarán situaciones para que todos y cada uno de ellos participen en el desarrollo de la terapia. Además se debe tener muy en cuenta que este tipo de terapias es muy importante para ser conscientes de que el cambio y la adaptación debe de salir de la familia, teniendo el psicólogo el papel de contribuir e impulsar su desarrollo.

 

CONSULTA CON NUESTROS PSICÓLOGOS ESPECIALISTAS EN TERAPIA FAMILIAR